Spa en familia

Spa en familia
12 febrero, 2016

Los fines de semana les dedicamos a nuestros hijos. Tanto mi marido como yo trabajamos, y que no falte, y lo que hacemos es dedicar sábado y domingo a estar con ellos. En plena polémica por los deberes que mandan para casa, nosotros intentamos que ellos sientan los fines de semana como algo especial. Cada vez hacemos una cosa diferente, y en esta ocasión tocó ir al Spa, en este caso, Evasiom Spa, un lugar muy recomendable para todas las edades.

Aunque se puede pensar que estos lugares son solo para adultos, no es así. Si vas con respeto y tus hijos llevan las normas bien marcadas, podéis vivir un día muy divertido, y sobre todo, relajante. Porque creo que es la combinación perfecta. Mi marido y yo podemos relajarnos y ellos se divierten como si fuera un día en la piscina. Eso sí, el acceso a menores de 16 años está prohibido, por lo que solo pueden tener con el permiso paterno.

En este spa de Barcelona utilizan productos de lujo, exclusivos y naturales, cuidadosamente seleccionados e inspirados en las tradicionales terapias asiáticas y en el poder de los aceites esenciales, para revitalizar y recuperar el equilibrio, así como liberar la tensión y restablecer la paz y la armonía. Así como puedes entender, todo fue tranquilidad.

Sobre todo porque otra de las normas es que no se puede tener el móvil encendido, ya que el ambiente del Spa sirve para reducir el estrés. Sin duda es algo muy beneficioso para su mente y su cuerpo, por eso desconectarse es lo mejor.

shutterstock_40964533reducida

Precios asequibles

Mientras mi marido estuvo en el spa con mis hijos yo aproveché para evadirme de todo. Y decidí darme un masaje, sobre todo porque una amiga me había dicho que era el mejor centro de masaje tailandés de Barcelona, y no me engañó. Es el más tradicional pero también el más beneficioso.

El masaje Thai se basa en la presión de los distintos puntos energéticos y en estiramientos, para equilibrar la energía y liberar bloqueos, lo que produce unos resultados inmejorables, estimulando y tonificando el cuerpo, la mente y el espíritu. Está indicado para reducir tensiones e incrementar la vitalidad. Lo que más me gusta es que lo realizan en tatami y sin aceite, además te proporcionan ropa especial. Si te estás preguntando si es caro, ya te digo que no. Cuesta entre 68 y 98 euros, y el tiempo que te dedican es de algo mas de hora, casi cercano a los 90 minutos.

La próxima vez que acuda apostaré por el masaje Fusión. Ya que tiene elementos de masaje tailandés, masaje aromático y Shiatsu. Se combinan en esta terapia diseñada para trabajar a medida en las zonas que más te convienen. El masaje comienza con presiones profundas sobre las líneas Sen, que tonifican y estimulan todo el cuerpo y continúa con la aplicación de aceites esenciales, combinando estiramientos suaves con presiones. Tiene muy buena pinta y seguro que me gusta.

Como puedes comprobar, un día en el spa con los niños puede ser muy divertido. Solo hay que llevar las ideas claras, y contarles a tus hijos todas las normas que hay en estos lugares. La próxima semana haremos excursión al campo, pero ya voy apuntando en mi agenda otra quedad spa porque es divertido y además relajante.

Deja una respuesta