Mis hijos en la nieve

Mis hijos en la nieve
20 enero, 2017

Las previsiones meteorológicas nos informaron de que las temperaturas iban a bajar, que se preveía que en las estaciones de esquí hicieran su aparición las primeras nevadas, por lo que mi mujer y yo decidimos regalarnos unos días de vacaciones en la nieve. Decisión tomada, pero surge la primera complicación, el coche comienza a darme algunos problemillas, por lo que lógicamente tuve que solucionar este asunto antes de ponerme en carretera. Como el problema no era demasiado complicado, sino que consistía en el recambio de una sencilla pieza, decidí pedirla a Reparatelotú.com, una tienda online dedicada a la venta y distribución de repuestos para el automóvil, y colocarla yo mismo, pues siempre me gustó el tema de la mecánica, y aunque no es mi profesión, tengo que reconocer que sí soy un poco manitas.

Solucionado este problema que se presentaba importante, pues nuestro medio de transporte iba a ser el coche, ya podíamos centrarnos en la preparación del viaje. Los niños estaban contentísimos y tremendamente ilusionados, pues sería su primera vez en una estación de montaña de esquí, y ya sabemos que a todos los niños les encanta jugar con la nieve, les abre múltiples posibilidades de diversión. No paraban de realizar preguntas sobre cómo era el lugar, si habría niños de su edad, qué podrían hacer, qué actividades habría, era una gran experiencia para ellos y se mostraban inquietos, emocionados, prestándose rápidamente a ayudar a preparar el equipaje. En nuestro caso, después de pensarlo, decidimos que al ser la primera vez que nuestros hijos iban a disfrutar de la nieve debíamos alquilar sus trajes y equipamientos completos.

¿Qué debemos incluir en nuestro equipaje? Es importante ser prevenidos, pues los niños no pararán de jugar y a veces acabarán sudando o mojándose, por lo que siempre es preferible llevar ropa de repuesto. Las prendas más importantes son:

  • Ropa interior. Preferiblemente de algodón, puesto que es transpirable. Leotardos térmicos y calcetines térmicos o de lana.
  • Jerséis de lana, si son de cuello alto mejor pues protegerán la garganta.
  • Pantalones impermeables. Mejor si son ajustables en el tobillo para poder introducirlos por dentro de las botas.
  • Anorak con un buen forro polar y mucho mejor si lleva capucha incorporada.
  • Botas con una suela gruesa que no resbale y con un buen forro para mantener los pies aislados lo máximo posible.
  • Guantes impermeables para que los niños no se mojen cuando se caen o puedan jugar con la nieve.
  • Gorros que tapen la cabeza y las orejas.
  • Bufandas o verdugos para mantener la garganta bien protegida.

Importantísimo: la protección solar en la nieve

Nuestro equipaje para pasar el día en la nieve no está completo si no incluimos una buena crema hidratante con protector solar, pues si ésta es importante durante todo el año y en cualquier situación, en la nieve mucho más, ya que actúa como espejo y refleja los rayos solares hacia nosotros, pudiendo incluso llegar a producir quemaduras en nuestra piel, por ello los expertos recomiendan utilizar un factor de protección solar superior a 50. Debe protegerse no solo la cara y orejas, sino también los labios, sin olvidar que cuánto más pequeños son los niños más delicada es su piel. Además, es fundamental también la protección de los ojos con buenas gafas que tengan un buen filtro solar y que al mismo tiempo nos llevan para protegernos de la ventisca.

Preparado nuestro equipaje y con el coche ya arreglado y con las cadenas en el maletero, emprendimos nuestro viaje hacia la estación de esquí, con la mente ya puesta en nuestras clases de iniciación al esquí y en las bajadas de trienio por la nieve.