Niños y el miedo al dentista

Niños y el miedo al dentista
25 febrero, 2020

Si los mayores en muchos casos tenemos miedo al dentista, los niños con más razón. De hecho, los miedos que se van desarrollando o presentándose desde la infancia suelen ser producto de la influencia o agentes externos. En especial las actitudes por parte de los adultos y las opiniones que tienen.

El temor al dentista puede también aparecer por la manera en la que los adultos acostumbran a hablar de ellos, además del clásico temor a lo que se desconoce.

Los datos de la OMS, no mienten, pues el miedo a sentarnos en la silla del dentista es de los trastornos que más reconoce la OMS. El quince por ciento de la población de cada país tiene esta clase de problemas.

Si volvemos al tema del miedo en la infancia, se han podido ver otros factores como la experiencia, pues tener una buena hace que tengan menos ansiedad.  Se han producido pruebas en las que grupos de niños han ido a un consultorio dental normal y otros a uno moderno con música y colores. Pues bien, la ansiedad en estos últimos se reduce en un gran porcentaje.

Consejos para superar el miedo al dentista

El desarrollar este miedo va a depender del trato que se da al dentista a los niños. Seguidamente, vamos a ver una serie de consejos que puedan ayudar a los niños a la superación del miedo al dentista.

Deberás hacer saber que no le va a pasar nada malo y que todo saldrá bien

Premiar que se comporte bien

No tendrás que utilizar expresiones que hagan que piense en cosas negativas como “no te va a doler o no te hará daño” por lo que esto hará que aparezcan los pensamientos en su mente y es posible que no hayan llegado ni a pensar en ello.

Deberás elegir un consultorio que esté especializado en lo que es el trato infantil, puesto que un espacio bien ambientado y divertido para los más pequeños hará que estemos ante una experiencia mucho menos traumática.

Por ejemplo, se puede jugar al dentista en casa, para que así vean lo que es un dentista y no le darán tanto importancia.

En el caso de que tenga que acudir al dentista y también su hermano mayor, puede merecer la pena que el más pequeño pueda ver cómo se comporta el mayor y así constatar que no sucede nada malo.

Cómo se debe manejar el tema de la primera visita al dentista

Adquiere gran importancia que los niños vayan al dentista conforme hayan cumplido su primer año de edad, pues así es como se va a poder detectar si tienen caries o si hay alguna clase de problema a la hora de morder, por lo que así se podrá preparar un historial sobre el propio desarrollo dental del pequeño, lo que es muy importante. Como dicen desde lo especialistas en salud bucodental de clinicasmileme.es , no debemos olvidar que los padres tienen que concienciar al niño sobre la higiene dental y las costumbres que deben adquirirse.

En este sentido, no solo hay que realizar una tarea de enseñar a limpiar los dientes en el hogar, también debe ir al dentista como mínimo un par de ocasiones anualmente.

Pensemos que siempre es importante a la hora de reducir o que desaparezca el miedo al dentista, que desde la primera visita que hagamos habrá que mostrarles cómo se puede tener estar tranquilo ante ella. Después el niño tendrá que sentirse a gusto y confiado con el doctor, sin crear miedos.

Los padres influyen

En muchas ocasiones es lógico el tener miedo al dentista, tanto por experiencia previa que se tenga como por tener un temor a lo desconocido.

El caso es que no es muy edificante que pueda existir miedo al dentista cuando solo estamos ante la primera visita. .

En ocasiones son los padres los que van a influir en el desarrollo de esta clase de miedos, con declaraciones como las típicas “no comas donuts o te voy a llevar al dentista”, lo que hacen que sea vea el ir al dentista como un verdadero castigo.

Unas últimas consideraciones:

  • No hay que utilizar al dentista como una amenaza, así como tampoco se le deben contar experiencias que sean negativas sobre las visitas que se hicieron en el pasado al dentista.
  • No hables del dentista con frases que puedan ponerle alerta (caso de los típicos, “no te hará daño” y demás.
  • Debes enseñarle sobre higiene dental desde temprana edad, incluyendo al dentista como una parte importante.
  • Debes mostrarla que las visitas al dentista son beneficiosas para su salud y que se sentirá mejor acudiendo a este profesional.