La poca rentabilidad de la ropa infantil

La poca rentabilidad de la ropa infantil
20 diciembre, 2013

La ropa infantil es una de esas cosas que son necesarias cuando somos padres pero a la vez es algo donde tiramos una gran cantidad de dinero. Y es que no se sabe muy bien por qué, pero la ropa para los más pequeños, pese a la poca cantidad de tela y accesorios que se usan para fabricarla, tiene un precio de los más altos del mercado. Asimismo, todo el mundo sabe acerca del rápido crecimiento de los niños, por lo que en seguida se queda totalmente obsoleta y en muchas ocasiones la conservamos en los armarios de nuestras casas prácticamente nueva.

Esto es algo que ya sabían antes los mayores. Es por ello que hace unos años estaba muy de moda que los hermanos pequeños heredasen la ropa y el calzado de sus hermanos mayores o incluso de primos y amigos. Esto siempre enfadaba a los más jóvenes, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos la ropa seguía completamente nueva, por lo que parecería un abuso y despilfarro no continuar aprovechándola.

Imagínate lo que puede suponer, ya no un jersey o un chándal, sino un vestido de comunicación para niña o uno de un bautizo.Estos, incluso, se usan solamente una vez en la vida, por lo que con buenos cuidados y bien guardados pueden ser reaprovechados por nuestros seres queridos.

En estos tiempos de crisis económica que nos afecta a casi todos, está bien poder tirar de este tipo de préstamos o herencias para capear el temporal y seguir vistiendo de calidad a nuestros más pequeños. Si nos ponemos de acuerdo con familiares y amigos, incluso entre varios podemos adquirir la ropa repartiéndonos el gasto y con el compromiso de que todos los jóvenes de la casa la acabarán utilizando si mantenemos unos buenos cuidados. Es más, compartiendo el gasto podemos incluso llevar a permitirnos lujos como comprar ropa de marca o piezas únicas.

Otra buena opción para ahorrar dinero es acudir a los mayoristas de este tipo de ropa infantil como Grupo Reprepol. Además de con familiares y amigos que tengan hijos, podemos también ponernos de acuerdo con algunos padres del colegio de nuestros pequeños y así hacer un gran pedido entre todos y beneficiarnos de los descuentos que tiene la compra de artículos a partir de un gran número de unidades en lugar de acudir a una tienda minorista.

Desde este artículo os proponemos también otra buena manera de ahorrar. Esta consiste en acudir a comprar la ropa de los más pequeños, al igual que podemos hacer con la nuestra incluso, a tiendas outlet que tan de moda se han puesto en nuestro país desde hace unos años. En este tipo de establecimientos podemos encontrar prendas bonitas y adecuadas pero a unos precios menores. El descuento se lleva a cabo porque se trata de piezas que corresponden a colecciones pasadas y que ya no se venden junto con la ropa de temporada que se encuentran en las tiendas habituales de las mismas marcas. Normalmente, a no ser que haya habido un gran boom con un tipo de prenda y que esta ya no esté de moda, este tipo ropa es totalmente apta para poner sin notar diferencias. Además, la ropa de las niños, como decimos, apenas dura en el tiempo para ellos por su rápido crecimiento, por lo que pronto volverán a variar de forma de vestir.

Además de para la ropa, existen también este tipo de establecimientos para todo tipo de productos, incluso podemos encontrar outlet de calzado infantil online como Billowy.

Lo que está claro, a modo de conclusión, es que no debemos invertir grandes sumas de dinero en algo que perece tan pronto en el tiempo. Es preferible ahorrar esas cantidades para el estudio de nuestros hijos o invertirla en la contratación de sus actividades escolares.

Deja una respuesta