Fases de la reproducción asistida

Fases de la reproducción asistida
9 septiembre, 2020

Han sido muchas las historias de amor que se han roto por culpa de no tener hijos. Parece que es uno de los logros que hay que tener. Muchas parejas se rompen porque uno de los dos no puede tener hijos. Afortunadamente eso ya pasó. Ahora, gracias a la reproducción asistida, todos los padres pueden ver cumplidos sus sueños. Sin embargo, todavía en España sigue siendo un tema tabú. Hoy queremos descifrar algunos de los detalles.

Por definición, la reproducción asistida es el conjunto de técnicas y tratamientos médicos destinados a favorecer el embarazo en caso de problemas de fertilidad masculinos, femeninos o ambos. En los últimos años, esta disciplina médica ha ayudado también a mujeres que afrontan la maternidad de forma individual, sin pareja, y a parejas de mujeres, a ser madres. Estamos entonces ante una especialidad de la Medicina, que está creando nuevos modelos de familia. Sin ir más lejos, ahora mismo se pueden estudiar másteres de este tema en concreto, algo que hasta hace años era impensable, tal y como nos indican desde Ivi Global Education.

Y es que, actualmente, la necesidad creciente de tratamientos de reproducción asistida para lograr descendencia ha ocasionado la necesidad formativa de especialistas en el tema. Es una parcela con mucho por descubrir y que no ha sido explotada.  Principalmente los aspectos de laboratorio son de reciente desarrollo, y están en constante evolución, y por tanto, en los estudios de grado, bien no están incluidos, bien no permiten adquirir el conocimiento suficiente pare el ejercicio profesional.

Todas estas razones, junto a la relevancia internacional de nuestro país en este ámbito de la Biomedicina, han llevado a Biólogos, Farmacéuticos, Veterinarios y otros licenciados afines a expresar su interés en recibir formación actualizada al respecto, justificando, por tanto, la puesta en marcha un programa de postgrado con estos contenidos.

Técnicas

Después de la parte técnica, vamos a la teórica. Y es que la reproducción asistida puede ser llevada a cabo empleando diferentes técnicas. La técnica más adecuada dependerá de las circunstancias y problemas particulares de cada pareja o mujer. Sin embargo, la secuencia de técnicas a emplear, de menos a más compleja e invasiva, es la siguiente: coitos programados, inseminación intrauterina y fecundación in vitro.

Coitos programados

Es la técnica que consiste en sincronizar la ovulación con las relaciones íntimas de la pareja. Al paciente se le puede mantener su ciclo natural (no es sometido a estimulación) o ser inducida la ovulación de forma controlada mediante la administración de gonadotropinas. Esta es la mejor técnica para parejas menores de 35 años), que lleven poco tiempo intentando quedarse embarazadas (menos de 6 meses), presenten poca ansiedad en su vida diaria.

Ciclo natural

Esta técnica está indicada en parejas con alergia a medicamentos o convicciones éticas o religiosas que les llevan a rechazar cualquier otra técnica de reproducción asistida que no sea natural.

Inducción de la ovulación

Para evitar el seguimiento del pico endógeno de LH necesario en la técnica anterior, los médicos se adelantan con la administración intravenosa de 5000 UI de hCG en el momento en que se constata mediante ecografía la existencia de un folículo maduro ovulatorio.

Inseminación intrauterina

La inseminación artificial permite que la fecundación se realice de forma natural. Al introducir el espermatozoide en el útero, este debe buscar su camino hacia el óvulo maduro y fecundar por su propia cuenta, tal como ocurría en un embarazo tradicional. La gran diferencia y ventaja de la inseminación artificial es que el recorrido del espermatozoide es más corto y con menos riesgos.

Fecundación in vitro

La fecundación in vitro (FIV) consiste en la extracción del ovocito femenino para fecundarlo fuera del organismo de la mujer con espermatozoides obtenidos previamente del hombre. Tras la fecundación, el embrión es transferido al útero.

No hay que olvidar, que cada vez son más las parejas homosexuales femeninas que se someten a una fecundación in vitro, mediante el llamado método ROPA (Recepción de Ovocitos de la Pareja). En este apartado llama la atención la cantidad de famosos y famosas que se someten a estas técnicas.

La verdad es que estas técnicas han servido para mejorar la vida de las parejas. En la actualidad, la reproducción asistida (in útero o in vitro) es una práctica muy común, aunque dependiendo de los centros, los resultados pueden cambiar. Pero hay que ponerse en manos de profesionales porque el camino de la reproducción asistida no es de explosión, es de fondo. Habrá momentos de bajón, pero lo importante es mantenerse optimista y sobre todo, unido a tu pareja.