Actividades de viaje con los niños

Actividades de viaje con los niños
25 febrero, 2014

Hacer coincidir los días de vacaciones con los más pequeños de la casa no es siempre tarea fácil, y más complicado aún es hacer actividades que ellos disfruten y en las que nosotros podamos divertirnos también. Desde este artículo vamos a proponer algunos planes para pasar el tiempo de asueto con los más pequeños, desde visitar casas rurales hasta grandes viajes a parques temáticos.

Este último es lo que más gusta a los niños normalmente. Y en España tenemos muchos parques de atracciones divertidos y de los que también suelen disfrutar los padres. En Salou está Universal Studios Port Aventura. Se trata de la combinación perfecta de sol, playa, buena comida mediterránea, largos y tranquilos paseos por la playa y una actividad de la que los niños no se olvidarán nunca.

Existen entradas para un día e incluso más al parque, y toda la familia se lo pasará en grande. Asimismo, cerca de las instalaciones se encuentra también un parque acuático que podemos aprovechar con el buen tiempo.

Madrid puede ser otro destino si este es uno de nuestros planes. La Warner, a las afueras de la ciudad, está muy bien comunicada con la capital en transporte público, por lo que tendremos un lujo de actividad para los más pequeños y podremos combinarlo con un turismo más urbano, si ese es nuestro deseo.

Territorio Dinópolis es un parque cultural, científico y de ocio, dedicado a la paleontología en general y a los dinosaurios en particular. Se encuentra en la provincia de Teruel, en Aragón. Aquí los niños pueden disfrutar y aprender a la vez. A diferencia de los planes de sol y playa o de turismo urbano propuestos antes, aquí podemos combinar esta visita con el alojamiento en una casa de turismo rural.

Pero no es la única combinación posible, el mar el campo también pueden juntarse escogiendo, por ejemplo, una casa rural en Alicante. Los peques de la casa podrán jugar al aire libre y sin peligros en la montaña, así como salir a hacer castillos de arena o a bañarse en las claras aguas del mediterráneo.

Por un poco más de dinero, podemos ir también a Francia y visitar Eurodisney, el sueño de grandes y pequeños. Buscando una oferta de vuelos de bajo coste y alojándonos en un hotel económico de la ciudad, bien comunicada con el parque a través de un tren que tarda menos de 50 minutos en llegar, tendremos un plan completo que incluirá las visitas al parque de atracciones, conocer una ciudad de ensueño como París y también podrá convertirse en un viaje cultural, ya que la oferta de la urbe en este sentido es muy extensa.

Pero nuestras sugerencias para viajar con niños no acaban aquí. ¿Quién no ha soñado nunca con ser un príncipe o una princesa en su tierna infancia? Pues estos sueños pueden hacerse realidad. En Europa contamos con una gran riqueza en este ámbito. Alquilar un coche en el país de destino o incluso desplazarnos con el nuestro es una forma amena de hacer turismo y disfrutar toda la familia de las rutas de los castillos. Alemania es una buena fuente de palacios y castillos. Quizás el más emblemático de todos sea Neuschwanstein o el castillo del Rey Loco. Se encuentra cerca de Füssen. Pero no es el único que podemos visitar, ya que por los alrededores encontraremos más viviendas de la nobleza e incluso otro precioso castillo desde el que el rey vigilaba las obras de este emblemático edificio en el que se inspiró Walt Disney para construir el de la Bella Durmiente.

La ruta por los castillos de las orillas del Loira es también muy famosa. Francia se encuentra además muy cerca y es de fácil acceso. Las edificaciones en esta zona están bastante próximas entre sí, por lo que si nuestros pequeños tienen algo de resistencia para el deporte podemos hacer la ruta en bicicleta o incluso en tándem, para ayudarles y que se cansen menos. Así combinaremos deporte con viajes, cultura y paisajes maravillosos.

Para los bolsillos que tengan menos recursos, Rumanía es un destino excepcional. Aunque un primer pensamiento nos aleje de este país o nos resulte extraño que sea así, la tierra de Drácula está llena de impresionantes joyas arquitectónicas, incluido su propio castillo a apenas media hora del precioso pueblo medieval de Brasov. Muy próxima también se encuentra la ciudad de Sinaia, conocida por sus castillos y palacios. Se dice que uno de los nobles se asentó allí y que los demás, para igualarse en estatus y mezclarse con los de su nivel, comenzaron a construir sus casas allí, por lo que la concentración de palacios es impresionante.

Rumanía combina también sus castillos con estaciones de esquí en los Cárpatos. Le llaman «la pequeña Suiza», ya que la calidad de sus pistas es muy similar pero el precio es más pequeño, debido al nivel de vida rumano. Un lugar excelente para enseñar a nuestros hijos los deportes de la nieve.

Aunque no lo creamos, a veces nuestros niños están también sometidos al estrés de la vida diaria. Un mundo tan competitivo como este en el que vivimos precisa que tengamos una gran formación y lo mandamos a clases de inglés, de informática, de alemán o de chino, entre otros. Y queremos también que sean sanos y los apuntamos a sesiones de deporte. Una buena opción para relajarlos y de la que nos podemos aprovechar toda la familia es acudir a un spa. En España, en cualquier ciudad podemos encontrar muchos locales donde disfrutar de un recorrido por piscinas con chorros. Muchos de ellos, además de relajantes, resultan divertidos para nuestros activos niños, como esos circuitos en lo que la propia agua arrastra el cuerpo de los bañistas. Si tenemos la suerte de tener un presupuesto un poco mayor, podemos visitar también ciudades famosas por sus aguas termales, como puede ser Ourense en España, Baden-Baden en Alemania o Budapest en Hungría.

Incluso en el peor de los casos en que no sepamos cómo ocupar el tiempo de nuestros pequeños para que disfruten durante las vacaciones, podemos elegir en el destino un resort donde alojarnos. Por norma general, este tipo de hoteles cuentan con servicios de animación socio-cultural para los niños y donde se hacen cargo de ellos con actividades que organizan a lo largo de todo el día y que ayudan también a que los padres tengamos algo de tiempo de libre y de descanso.

Como veis, son muchas las opciones y para todos los bolsillos. Ya solo queda encontrar los días libres y ponernos manos a la obra.

Sitio recomendado: encuentracasasrurales.com.

Deja un comentario