Si te separas, no olvides que la pensión para tus hijos es su derecho

Si te separas, no olvides que la pensión para tus hijos es su derecho
25 octubre, 2015

Hace poco me separé y lo cierto es que tardé en ir al abogado de familia en Santander. Mi antiguo marido no me pagaba la pensión estipulada por el juez para nuestros hijos, pero lo cierto es que yo tenía una buena situación, un trabajo bien remunerado, como él, y unos padres que me ayudaban y me prestaban su casa para vivir con ellos mientras la nuestra estaba en venta e iban a visitarla futuros compradores.

Fue por esto que no tenía la necesidad de reclamarle todo aquello que debía, no a mí, sino a mis hijos, ya que a los pequeños, gracias a mi trabajo y a la ayuda de mis padres, no les faltaba de nada. Además, tampoco es que yo tuviese muchas ganas de andar en este tipo de líos de reclamaciones y abogados. Estaba sin ganas de nada, pasar el duelo de una separación dolorosa, con cuernos y traiciones de por medio, ya era lo suficientemente duro como para complicarlo todavía más.

Pero entonces un día mi madre se sentó a la mesa a hablar conmigo y me puso las cosas claras. No os asustéis, mi madre es una persona maravillosa que nos adora y no iba a echarnos de casa, al revés, quería hacer lo que yo no estaba haciendo en realidad, mirar por el interés de mis hijos. Y es como os decía, el dinero de la pensión que debía no era para mí, sino para ellos, y quizás en ese momento la vida me iba bien y no lo necesitase, pero nadie sabe qué puede ocurrir en el futuro y es posible que las cosas se torciesen de tal manera y echase en falta ese dinero que me podría venir bien para vestirlos, darles de comer o incluso pagarles la universidad si se diera el caso de que quisiesen estudiar, ya que en España la regulación no se asemeja a lo que ocurre en Portugal en la actualidad, donde se extienden estas pensiones hasta una edad mayor de los hijos.

Mi madre, que conocía mi estado de depresión y de pocas ganas de pleitear, me recomendó que acudiese a la empresa de abogados y asesores TFS, en Santander, donde me lo pusieron todo muy fácil y se hicieron cargo de todo, por lo que estoy encantada con su ayuda.

El despacho de abogados Tramites Fáciles Santander Abogados & Asesores se fundó en 2003 por el letrado Eduardo Bra de la Rosa. Desde entonces, viene prestando servicios de asesoramiento jurídico con acreditada experiencia y solvencia profesional, en los diversos ámbitos del derecho de la empresa y sociedades, tanto en el plano consultivo como en el procesal. Su filosofía se basa en la excelente calidad del servicio, la difícilmente superable relación calidad-precio, la experiencia y la formación de nuestros abogados, el trato personalizado, los resultados obtenidos, y su nutrida cartera de clientes que potencia la llegada de otros nuevos.

Pero además, este despacho cuenta con un excelente equipo de abogados especializados también en el derecho de familia, a quienes yo acudí para solucionar mi problema, con amplia experiencia y solvencia en la materia. Además de asesoramiento, aquí tramitan todos los procesos relaciones con separación, divorcio y nulidad; parejas de hecho; custodia de los hijos; uso y disfrute de la vivienda conyugal; pensión a los hijos y pensión compensatoria; liquidación de bienes gananciales; mediación familiar; incapacidad; tutela y curatela; adopciones; herencias; paternidad y filiación; divorcio exprés; malos tratos y violencia de género; procedimientos judiciales; interposición de demanda; representación completa ante Juzgados y Tribunales de cualquier tipo; recursos ante el mismo juzgado que dicta una resolución; y recursos ante tribunales superiores.

En definitiva, un despacho que se ocupa de todo y gracias al que yo he recuperado la pensión que es derecho mis hijos. Y gracias al resultado y que entendí el valor de la misma y que no era algo para mí, sino para ellos, estoy en disposición de recomendaros encarecidamente que no privéis de este derecho a vuestros hijos, ya que vosotros los tuteláis y ellos no están en disposición de reclamar, sino que corre de vuestra cuenta.

Deja un comentario