Los tratamientos más comunes en odontopediatría

Los tratamientos más comunes en odontopediatría
9 mayo, 2022

La odontopediatría es una especialidad de la odontología que se centra en la prevención y tratamiento de las patologías orales en los más pequeños. Por eso, los profesionales de esta rama estudian y atienden a niños desde temprana edad para conseguir que tengan una buena salud bucodental. Porque detectar anomalías a tiempo es fundamental a cualquier edad. Además, si los dientes de leche sufren los definitivos pueden crecer con problemas.

Pero, ¿cuáles son los tratamientos más comunes en odontopediatría? Pues lo vamos a descubrir en este artículo.

  • Selladores de surcos y fisuras

Un tratamiento muy común en odontopediatría son los selladores de surcos y fisuras. Este tratamiento se aplica con el objetivo de tapar y rellenar los huecos que hay en la superficie de los dientes de los más pequeños. Y es que la caries es una enfermedad bastante habitual en niños y para prevenir su aparición se recomienda este tratamiento. No obstante, se debe acompañar de una buena rutina de higiene bucodental y de la reducción de la ingesta de azúcares.

  • Pulpectomía

La pulpectomía es un tipo de tratamiento que se realiza en los dientes de leche. “La pulpectomía es un procedimiento similar al de la endodoncia en los adultos. Porque consiste en eliminar la pulpa coronal afecta por la caries. El objetivo es poder conservar una pieza dental afectada por la caries en lugar de extraerla”, explican desde Clínica Dental Elisa Fuentes, centro odontológico de confianza en El Casar, localidad de la provincia de Guadalajara.

  • Aplicación de flúor

Un tipo de tratamiento preventivo que se utiliza en odontopediatría es la aplicación de flúor. Y es que este tipo de tratamiento ayuda a tener unas piezas dentales más fuertes y sanas, así como endurece el esmalte dental y revierten los primeros signos de caries.

  • Obturación

La obturación es un tratamiento relacionado con la caries y que básicamente son los conocidos empastes que se colocan tanto en adultos como en niños. El procedimiento de un tratamiento de obturación es sencillo. El primer paso consiste en aplicar anestesia. Después hay que eliminar la caries de la pieza dental afectada. A continuación, se debe rellenar el hueco ocupado anteriormente por la caries. Normalmente se utiliza composite para el relleno. Y por último, se pule la pieza dental.

  • Ortodoncia infantil

Otro tratamiento común en niños es la ortodoncia infantil. “Este tipo de tratamiento sirve para corregir la alineación de las piezas dentales de los pequeños antes de que se desarrollen del todo y sea más difícil la corrección”, indican los especialistas de odontopediatría de El Casar.

En los niños, los tipos de ortodoncia más comunes son la ortodoncia movible y la fija con brackets metálicos. Aunque cada profesional recomendará el tipo de tratamiento más adecuado para cada caso.

  • Tartrectomía

Y el último tratamiento del que vamos a hablar en este artículo es de la tartrectomía. Este tipo de tratamiento se realiza con el objetivo de eliminar el sarro y la placa bacteriana acumulada en los dientes. Así, se realiza una limpieza dental profesional con el uso de ultrasonidos o diferentes instrumentos dentales.

Consejos para que los niños tengan una buena higiene bucodental

Estos son los tratamientos dentales más comunes en odontopediatría. Como has podido comprobar la mayoría de ellos están relacionados con la presencia de caries. Por lo que es fundamental que los más pequeños de la casa adquieran buenos hábitos para cuidar la salud de sus dientes. Así que te vamos a dar algunos consejos que te serán de gran ayuda.

Lo primero, es que desde temprana edad deben ser conscientes de la importancia de cepillarse los dientes. Por eso, les debes explicar bien cómo se hace, animarles a cepillarse los dientes tras cada comida y al principio hacerlo con ellos para que no sólo se cepillen los dientes, sino que eliminen bien la suciedad.

También es importante que los pequeños acudan al dentista. La primera visita debe ser cuando aparecen los primeros dientes de leche. Y después se recomienda al menos visitar una vez al año al profesional. Porque la prevención es la mejor arma para tener una buena salud bucodental.

Y otro consejo que ayudará a tener una buena higiene bucodental es evitar la ingesta de azúcares como caramelos o golosinas. Sabemos que a los niños les encantan, pero hay que limitar este tipo de alimentos porque no son buenos para diferentes aspectos como los dientes o el peso. Así que hay que limitar los azúcares y dulces. Y cuando se tomen hay que animarles a cepillarse los dientes para reducir las posibilidades de aparición de caries.