Juguetes Naturales que estimulan los Sentidos

Juguetes Naturales que estimulan los Sentidos
1 enero, 2017

A veces, algo tan sencillo como elegir el juguete adecuado puede suponer mucho para nuestros peques. Es algo que damos por sentado y, sin embargo, son muchas las ventajas de regalarles a nuestros peques juguetes naturales, o también conocidos como juguetes rústicos.

Por un lado, este tipo de juguetes, los naturales, ayudan a descender los niveles de estrés del niño y le lleva a realizar otras actividades sencillas como leer o echar una cabezada.

Algunos juguetes mecánicos tienen exceso de luces, sonidos y músicas que pueden resultar un tanto estridentes y que pueden dar más información de la que el niño puede asimilar.

A diferencia de este tipo de juguetes, con los juguetes naturales creamos otro tipo de ambiente mucho más tranquilo y con tiempos más calmados muy propicios para estimular la creatividad.

El tacto de los elementos naturales, ya sea de madera o algodón produce una sensación muy diferente a la del plástico.

Por otra parte, estos juguetes pueden ser decorados, pintados, cubiertos con papel o tela, entre muchas otras posibilidades con lo que además de ayudarnos a desarrollar nuestra imaginación y creatividad también conseguimos juguetes mucho más personales y originales. ´

Y es que muchas veces no nos damos cuenta de la enorme diferencia que un buen juguete puede hacer para nuestros hijos, en nuestra comunidad y en la conservación del medio ambiente. Los juguetes son esenciales en el desarrollo de los más pequeños y, por ello es más que interesante entender cuáles van a ser mejores para estimular sus sentidos e imaginación.

Los niños necesitan descubrir, cambiar y practicar para entretenerse de forma constructiva. Los juguetes que no permiten ninguna posibilidad de investigación y creatividad aburren con rapidez y, si bien en un principio pueden ser estimulantes por todas sus luces y colores, terminan por resultar aburridos.

Las Ventajas de los Juguetes Ecológicos

A diferencia de los juguetes de plástico, los juguetes ecológicos promueven la vía de la responsabilidad ambiental y social.

Una de las principales diferencias entre un juguete normal y uno ecológico es que en este último se emplean productos reciclados y en el proceso de elaboración, tanto en las fases de producción como en las de fabricación, estos juguetes son elaborados con responsabilidad medioambiental.

No solo por las ventajas en cuanto a la protección medioambiental sino también porque los juguetes ecológicos, como los juguetes de madera, por ejemplo, estimulan los sentidos.

Tan solo debemos de pensar en toda la información que recibimos solo con tocar un juguete de madera, información sobre su forma, tacto, olor, color. La madera tiene diferentes texturas y es cálida, es un material vivo. Su sonido al chocar es dulce y su olor es muy característico. Por otra parte, ayuda al desarrollo sensorial.

Y no solo podemos enumerar todas sus ventajas a la hora de estimular nuestros sentidos a través de su forma, color y textura, porque la madera desde su sencillez también nos permite desarrollar toda nuestra creatividad.

Fue así como empecé a crear junto con mi hijo pequeño un par de juguetes de madera con piezas sencillas. No solo disfrutábamos del proceso de crear nuestros propios juguetes sino de después jugar con ellos.

Además, es muy fácil, tan solo necesitas las piezas de madera y algo de pintura, que es muy fácil de conseguir.

De hecho, hoy en día con Internet puedes hasta comprarla online. En mi caso, siempre la compro en Multipinturas, una tienda donde comprar pintura online con un gran stock de productos, entre ellos, pintura decorativa de madera.

Por otra parte, los juguetes de madera hechos a mano son uno de los mejores regalos que puedes hacer, y es que no hay nada mejor que un regalo personalizado según la persona a la que se lo regalas.