La diarrea infantil

La diarrea infantil
17 octubre, 2019

Todos sabemos que es una diarrea porque en algún momento de nuestras vidas la hemos sufrido, lo que a lo mejor no tenemos tan claro es que es una inflamación de los intestinos y habitualmente también del estómago, es decir, una gastroenteritis. En los niños ocurre que a veces no es fácil para los padres distinguir si realmente padece diarrea o no, porque la cantidad y volumen de las deposiciones varía mucho de unos niños a otros e incluso en el mismo niño de unos momentos a otros. Por ejemplo, es totalmente normal que un lactante que toma leche materna realice entre 8 o 10 deposiciones semilíquidas, es lo que se denomina diarrea prandial.

Según su origen las diarreas en los niños pueden ser producidas por virus o bacterias.

– Las producidas por virus suelen ser la causa más común. Estas diarreas suelen ser líquidas, abundantes, con poco moco o sangre, inodoras, con febrícula o fiebre inferior a 39º y se asocian habitualmente a vómitos.

– Las producidas por bacterias suelen presentar una fiebre más elevada, superior a los 39º, unas deposiciones más frecuentes y más densas y con una mayor presencia de moco y sangre en las mismas, siendo los vómitos menos frecuentes.

Las complicaciones más frecuentes que puede presentar una diarrea son:

  • Deshidratación. Causada por la pérdida excesiva de líquidos. Dependiendo de la cantidad de líquidos que haya perdido puede tratarse de una deshidratación leve, moderada o aguda. Los signos de alarma pueden ser fiebre alta, pérdida de peso superior a un 10 %, pañales no humedecidos, apatía, irritabilidad, sequedad de boca, llanto sin lágrimas, etc.
  • Bajada de los niveles de glucosa en sangre.
  • Intolerancia transitoria a la lactosa. Por alteración de la pared intestinal.

Si el niño no presenta signos de alarma y está bebiendo y orinando con normalidad, se debe acudir al médico para que le realice una exploración física, si la diarrea dura más de dos días o presenta más de 6-8 deposiciones. Para evitar la deshidratación es necesario reponer los líquidos perdidos, por lo que es necesario beber agua, zumos de fruta diluidos en agua, caldos, etc. En la mayoría de los niños la administración de líquidos por vía oral permite tratar con eficacia la deshidratación.

La alimentación del niño, en la mayoría de los casos, ha de mantenerse como de costumbre, si bien dado que la diarrea suele acompañarse de una pérdida de apetito es importante que se le ofrezca de forma frecuente pequeñas cantidades de alimentos que le gusten. Si el niño se alimenta con leche materna, la lactancia nunca debe suspenderse. En el resto de los casos los alimentos aconsejados son pollo, pescado, pavo, huevos cocidos, compota de manzana, plátanos, zanahorias, champiñones, calabacín pelado, patatas, arroz blanco, pasta, galletas, gelatina, etc.

Sin embargo, existen ciertos alimentos que el niño debe evitar o dejar de comer como alimentos demasiado grasos, fritos, salchichas, leche y productos lácteos, verduras que causen gases tales como brócoli, pimientos, fríjoles, guisantes, garbanzos… así como bebidas carbonatadas.

Existen una serie de medidas destinadas a prevenir la diarrea, como pueden ser:

  • Seguir las pautas alimentarias aconsejadas por el pediatra.
  • Lavar las manos después de cambiar a los niños.
  • Tirar los pañales de los lactantes en un cubo con tapa.
  • Extremar las medidas de higiene, tanto las relaciones con la alimentación con las relacionadas con la ropa del niño. En el caso de que el niño esté bajo control médico en un hospital, nuestra recomendación es que este es el mejor sitio para que laven y desinfecten su ropa, puesto que Lavatur es uno de los proveedores de maquinaria de lavandería más destacados, puesto que disponen de maquinaria de lavandería industrial altamente eficiente, garantizando tiempos cortos en ciclos de lavado con unos resultados excelentes a la vez que ofrecen un gran ahorro en suministros.

¿Qué enfermedades afectan al aparato digestivo?

Hay una serie de enfermedades que afectan al aparato digestivo provocando síntomas intestinales, entre las que se encuentran:

  • Enfermedad celíaca. Es un trastorno del sistema inmunológico ocasionado por una intolerancia al gluten causando lesiones en el intestino delgado que dificulta la absorción de los micronutrientes.
  • Enfermedad de Crohn. Causa una inflamación en el sistema digestivo que puede afectar a cualquier área desde la boca hasta el ano. Sus síntomas cursan con dolor en el abdomen, diarrea, fiebre, pérdida de peso, obstrucción intestinal…
  • Colitis ulcerosa. Es una enfermedad intestinal inflamatoria que provoca úlceras en el tubo digestivo. Sus síntomas son diarrea con sangre o pus, dolor abdominal, necesidad urgente de defecar, adelgazamiento, fatiga, fiebre…
  • Síndrome de intestino irritable. Es un trastorno crónico que afecta al intestino grueso. Sus síntomas son diarrea o estreñimiento, exceso de gases, dolor abdominal…