Planes para hacer con los niños antes de que se les acaben las vacaciones

Planes para hacer con los niños antes de que se les acaben las vacaciones
4 septiembre, 2017

Los niños todavía no  han terminado sus vacaciones, así que nos encontramos en el momento justo para apurar y pasar el mayor tiempo posible con ellos. Ya se sabe que este nunca vuelve y que ellos disfrutan mucho de la compañía de sus padres, así que estaría bien poder cumplirles sus deseos, más aun si también nosotros no hemos empezado con los rigores del trabajo y estamos más liberados. Por eso, desde aquí vamos a proponeros planes para todos los gustos, desde ir a un parque de atracciones hasta pilotar un kart en el circuito Chicharra, en Villena (Alicante).

Por este plan es por el primero por el que vamos a comenzar. Es perfecto para todos aquellos padres que se encuentren de vacaciones por el Mediterráneo, y una gran experiencia con adrenalina que disfrutarán los más pequeños de la casa. Y, por qué no, los mayores también si desean acompañarles. Y es que Chicharra Karts cuenta con uno de los mejores circuitos de karting a nivel nacional con una longitud total que supera los mil cuatrocientos metros y una longitud de recta de 170. En este centro todos pueden divertirse, con un total de tres circuitos polivalentes tanto para los aficionados como para aquellos que corran de manera profesional. El circuito principal, de casi 2 kilómetros de longitud, puede dividirse en 10 diferentes trazados. Además, existe una zona off road, para supermotards de élite, con saltos, cambios de rasante. En este circuito se organizan diferentes salidas diariamente, que se dividen entre pilotos con vehículo propio y clientes que alquilan alguno de los rent karts. En esta pista también pueden salir niños con karts infantiles, propios para su edad. Además, hay otro minicircuito para los más pequeños en caso de que el principal esté muy saturado, y que puede usarse como pista para juguetes radio control o para minimotos. Y hay también una tercera pista donde se dan cursos para niños sobre educación vial.

Si estáis de vacaciones en Tenerife, un lugar que nunca olvidarán será el Siam Park, el parque acuático de Adeje, en Tenerife. Es el más grande no solo de la isla y de España, sino también de Europa. Y además, la cadena de recomendaciones de TripAdvisor lo ha reconocido como el mejor del mundo. Se inauguró en 2008 y cuenta con una superficie de 185.000 metros cuadrados cargados de instalaciones que recrean el exotismo y el misterio del antiguo Reino de Siam. Es también algo más que un parque acuático, ya que no solamente tiene piscinas y toboganes, sino que en él hay otras atracciones como el Dragón, en el que podrás experimentar el efecto de la gravedad cero, la Tower of Power, un tobogán con una pendiente casi vertical de 28 m, o el apacible Mai Thai River, un paseo por un río con peces tropicales y cascadas. Para los más pequeños, tiene también una zona infantil llamada Sawasdee, con numerosas posibilidades, cuatro toboganes diferentes, y dos de ellos diseñados para hacer carreras. El parque cuenta además con espectáculos con leones marinos, y se puede visitar un mercado flotante inspirado en un pueblo típico tailandés, así como asistir a clases de surf en la escuela del parque, con programas pensados para niños y adultos.

Un parque para toda la familia que se renueva cada año

Si hay un parque de atracciones por excelencia en España ese es Port Aventura, en Vilaseca, cerca del municipio tarraconense de Salou. Ya hace unas dos décadas que se inauguró, sin embargo, no deja de incorporar nuevas atracciones para renovarse cada año y que puedas disfrutar tanto o más, grandes y pequeños. Ya sea a través de su parque principal, con la incorporación de nuevas atracciones, con un parque nuevo, como es el caso de Ferrari Land, que se abrió esta Semana Santa o incluso con su parque acuático, un día allí vuela y siempre es diferente a la última vez que hayamos ido. Port Aventura es un destino perfecto para pasar unos días en familia. Es posible también alojarse en alguno de sus hoteles para aprovechar más el tiempo y no tener que hacer desplazamientos. Y también es posible comer allí en sus diferentes restaurantes, que sirven comida típica de la zona que se recrea, ya sea el Mediterráneo, México, el lejano Oeste, Asia…