La elección de la escuela infantil sí importa

La elección de la escuela infantil sí importa
25 abril, 2017

Hay quien asegura que  carece de importancia a qué escuela infantil decidas llevar a tus hijos mientras que éstas estén homologadas y cumplan con su función, pero yo no podría estar más en desacuerdo. Los expertos que hablan así se basan en que el niño o la niña en la primera etapa de su desarrollo educacional, no necesita nada más de un buen tratamiento  de su psicomotricidad y algo de estimulación temprana por lo que, todas las escuelas que cumplan esas dos capacidades básicas dentro de su programa y fomenten la interacción social son perfectas para nuestros hijos.

Esos mismos expertos aseguran que sólo a partir de los 5 o 6 años es cuando verdaderamente puede influir en ellos llevarlos a una escuela u otra pues, dependiendo de su filosofía, valores y programa educacional, fomentarán más unas habilidades en nuestros hijos u otras.

Sin embargo, otro gran porcentaje de expertos asegura que la personalidad de los niños se empieza a formar desde el momento de su nacimiento y, por lo tanto, sí influye en ellos el tipo de escuela infantil al que decidas llevarlos. En mi opinión, no es lo mismo seguir un método Montessori que un método Waldorf y por eso hay que tener claros cuales son nuestros objetivos y preferencias. Mientras que con la metodología Montessori los niños aprenden a ser más autónomos y a pensar por ellos mismos promoviendo y estimulando sus capacidades para que mejoren cada día, la metodología Waldorf intenta no estimular “de más” a los niños aplacando sus curiosidades e intentando que se mantengan al margen de los nuevos conocimientos, fomentando sólo el juego por el juego. Según quienes siguen a Waldorf, los niños llegan a la edad de 5 o 6 años sin los conocimientos que otros ya han adquirido pero gracias al gran desarrollo infantil que han tenido y a haber avivado su mente con diferentes actividades, aprenderán dichos conocimientos rápidamente y sobresaldrán en la media escolar.

Sea como sea, y tenga razón quien la tenga, la realidad es que no es lo mismo que tu hijo acuda a una escuela infantil que siga a Montessori que a una que siga a Waldorf, lo mires por donde lo mires.

Cómo elegir escuela

Para seleccionar dónde acabarían mis pequeños matriculados visité y pregunté por su programa a la mayoría de escuelas infantiles que hay en mi ciudad y acabé matriculando a ambos niños en estas guarderías en Santiago, Kid´s Garden, una escuela infantil cuyo proyecto educativo se basa en la creatividad, el trabajo con la familia, el fomento de la autoestima de cana niño/a, y el inglés (algo básico hoy en día).

Además, algo que me gustó muchísimo de esta escuela, es que organizan actividades paralelas a los acontecimientos de actualidad que acontecen año tras año en la vida social. Por ejemplo, el mes pasado, en marzo, daba comiendo la primavera e hicieron una fiesta donde crearon sus propios disfraces, hablaron de flores y animales, y empezaron a comprender dicho concepto. Este mes, a colación de la Feria de Abril, han organizado una feria andaluza y yo le he comprado a las enanas estos vestidos de flamenca en Sevilla, en Molina Flamenca, para que los usen ahora y los guarden como recuerdo. Son una monada la verdad.

Para el mes que viene ya nos han pasado la hoja de actividad especial y ya sabemos que van a trabajar los oficios con motivo de la fiesta del día del trabajador (el día 1). Cada niño tendrá que ir disfrazado del oficio de su uno de sus padres y el resto de la clase tendrá que adivinar de qué trabajo se trata, obviamente, con  la ayuda de muchas pistas de las educadoras.

Creo que el hecho de que tengan cada mes una actividad especial fomenta su curiosidad por el mundo, por conocer más del contexto que nos rodea y eso les hace más flexibles, respetuosos y tolerantes.

En mi opinión, cuando vayáis a buscar escuela infantil para vuestros hijos no debéis quedaros sólo con las instalaciones que tenga o lo acondicionada que tengan un aula, debéis preguntar por el proyecto educativo, por su filosofía y por las actividades que vuestros hijos realizarán durante sus horas lectivas. Es de vital importancia.